Buscando Mi Tesoro, llegada de la primera menstruación

Desde niñas tenemos unas creencias que nos limitan a la hora de hablar sobre nuestro cuerpo, la menstruación, las emociones, etc. El origen de los límites se encuentra a nivel familiar, social, cultural y ancestral. Si desde muy temprana edad no conectamos con nosotras mismas y aprendemos, al igual que nos enseñan las matemáticas y el lenguaje, a saber qué partes hay en nuestro cuerpo y cómo poder conectar con ellas, a medida que crecemos nos da la sensación de estar partidas, incompletas.

No es de extrañar que cuando hablas con ellas sobre estos temas, las palabras que utilicen para expresarse sean asco, dolor, olor, vergüenza, etc. Si queremos hacer que nuestras niñas se sientan libres mentalmente con respecto a estos aspectos, hay que hacerles entender, aprender y sentir cosas diferentes.

En Buscando Mi Tesoro las niñas iniciarán un camino de aprendizaje hacia su interior donde podrán conocer su cuerpo, que es la menstruación y como vivir con ella de forma amorosa y cómo gestionar sus emociones para poder darles una nueva visión de lo que son y pueden llegar a ser.