El ciclo menstrual y las fases lunares

Los ritmos de las hormonas en la etapa de la niñez siguen un patrón lineal aunque puedan haber pequeñas variaciones. No es hasta el momento en el que damos la bienvenida a nuestra primera menstruación que dejamos de seguir un patrón lineal para pasar a ser completamente cíclicas.
Dicha energía no sólo la observamos en nosotras mismas con el ritmo hormonal, puesto que si ponemos una mirada hacia afuera se produce en muchas de las cosas que nos rodean como el ritmo del día ,  las estaciones, la naturaleza y un largo etcétera. Para estar en armonía con este ritmo debemos ser conscientes de dicho patrón y seguirlo.
El ciclo menstrual empieza desde el primer de sangrado menstrual hasta el inicio de  la siguiente menstruación y se compone de cuatro fases que se encuentran en conexión con las fases lunares:
Fase Preovulatoria (fase de luna creciente): se caracteriza porque es el momento en el que en el ovario se produce la maduración del único ovulo que ha madurado en el folículo. Es la fase que se encuentra relacionada con la primavera, donde empiezan a germinar las plantas, la energía es de impulso, viva y activa. Esta se encuentra relacionada con el arquetipo de la Doncella, tenemos ganas de relacionarnos, divertirnos y experimentar con nuestra sexualidad.
doncella
Fase Ovulatoria ( fase de luna llena): se caracteriza porque el ovulo es liberado por el folículo y pasa a la trompa, donde vivirá 24 horas. Es la fase relacionada con el verano, la calor y la maduración. Por ello, se encuentra relacionada con el arquetipo de la Madre, donde la energía es de cuidado a los demás y a mí misma, las ganas de relacionarnos se hacen más fuertes, la energía está en su máximo esplendor y la proyectamos hacia afuera. Es mostrarme y presentar mis ideas o proyectos .
madre
Fase Premenstrual ( fase de luna menguante): es el momento de ir hacia dentro, de soltar lo que ya no queremos, como ese endometrio que se desprende para dar más tarde paso a la menstruación . Es el otoño , fase del arquetipo de la Chamana. Empezamos a contactar con la parte más interna e intuitiva de nosotras mismas, empieza la introspección y la energía empieza a ser más lenta aunque más fuerte.
chamana
Fase Menstrual (fase de la luna nueva): es la fase de la menstruación , no sólo es expulsar los nutrientes sino emocionalmente todo aquello que ya no tiene cabida en mi vida. La energía es muy lenta, meditativa, relacionada con el invierno. Fase del arquetipo de la Anciana, de sabiduría, puesto que me quedo con todo lo aprendido de mis experiencias.
anciana
Esto es una pequeña pincelada de lo que integran cada fase junto con los arquetipos. Esta es la energía en máximo esplendor aunque tenemos que tener en cuenta que también podemos encontrarnos con una falta de energía de cada arquetipo . Por ejemplo:
Falta de energía en el en el arquetipo de la Doncella:  podemos tener exceso de trabajo y exceso de esfuerzo que me limita y no me deja conectarme con mis aspectos más expansivos.
Falta de energía en el arquetipo de la Madre:  falta de cuidado de mi misma y exceso de cuidado hacia los demás.
Falta de energía en el arquetipo de la Chamana: no tener capacidad de poner limites, de soltar lo que ya no nos hace falta y  no conectar con mi intuición.
Falta de energía en el arquetipo de Anciana: en retroceso no me permito el descanso, el análisis y la extracción del aprendizaje.
Estas pequeñas pinceladas te pueden ayudar a la hora de empezar a entender cuál es tu propio ritmo y dar significado a tu diagrama lunar para sentir que estás en armonía con tu ciclicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s